Oficina Consumo

Vías de reclamación

La principal vía de reclamación en materia de consumo es:

Ø Sistema Arbitral de Consumo: Vía extrajudicial rápida, gratuita y voluntaria que permite dirimir fácilmente discrepancias que puedan surgir entre el/la comprador/a o usuario/a y el/la vendedor/a o prestador/a de servicios.

Para iniciar esta vía, basta con rellenar una sencilla solicitud de arbitraje y presentarla ante la Junta Arbitral de Consumo, a través de la OMIC o de una organización de consumidores y usuarios. En la solicitud se recogerá la reclamación donde se especificará claramente lo que se solicita, aportando la máxima documentación relacionada con los hechos.

Una vez admitida a trámite la solicitud, y aceptado el arbitraje por la entidad reclamada, se convocará a las partes a la celebración de una vista, a la que deberán acudir con todos los medios de prueba de los que intenten valerse.

El laudo arbitral o resolución que se dicte en dicho procedimiento, y que pone fin al mismo, será plenamente vinculante para ambas partes, pudiendo solicitar, en caso de no cumplirse voluntariamente lo establecido en el laudo, su ejecución judicial, (Artículo 517 de la Ley de Enjuiciamiento Civil).

Ø Asimismo es necesario señalar que, las reclamaciones se pueden dirigir a otros organismos, que por razón de la materia resultan competentes para conocer del asunto, como por ejemplo, a la Junta Arbitral de Transportes de Galicia, a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, al Valedor del Cliente de la Federación Gallega de Cajas de Ahorros, etc.

 

 
|